Crea tu red de amistades

Hace muchos años, cuando niña, escuché a mi abuelo decirle a mi papá: “Hijo, una familia debe tener como amigos a un sacerdote, un médico y un abogado de cabecera”. Esa frase me llamó la atención ya que para mí mis amigos eran niños igual que yo, por lo que no comprendí el alcance de su consejo.

Observando, poco tiempo después, me percaté que todos los fines de año, nos reuníamos la familia de mi papá con mis abuelitos en su casa para la cena de Navidad. Era costumbre que llegaba como a eso de las ocho de la noche un cura, amigo de mis abuelos y él llevaba toda la ceremonia para arrullar al niño, después nos acompañaba a la Cena de Navidad. Esto era año tras año; la misma ceremonia con el mismo cura, amigo de la familia.

Si alguno de mis abuelitos o tíos que aún estaban en casa se enfermaban, venía a casa el doctor, ellos no iban a su consultorio. Era el doctor quien los visitaba en la casa. Claro está, que cuando llegaba el doctor, se le recibía con toda una ceremonia especial, incluso llegaba a compartir la mesa y se quedaba ya sea a desayunar, comer o cenar, según la hora que visitaba al enfermito. El doctor, me enteré después, era amigo de la familia de hace mucho, mucho tiempo.

En varias ocasiones, también noté que un señor de aspecto un tanto bonachón con un lenguaje muy raro, llegaba a casa a saludar y nos llevaba dulces. Visitaba a mis abuelitos y se la pasaban en el despacho platicando por varias horas. Tiempo después supe que era el abogado de la familia.

Como verás, mis abuelitos hacían realidad ese dicho. En su casa tenían a un sacerdote, doctor y abogado de cabecera y amigos de la familia. Esta tradición, mi padre la retomó ya que observó que la familiaridad de tener a esta triada dentro de su red de amistades llega a facilitar varios de los problemas que, ante una enfermedad o fallecimiento, el dolor no deja que tu mente fluya adecuadamente, como fue el caso cuando murieron mis abuelitos.

amistades

Todos en casa estábamos de lo más afligidos, mas la tríada de amigos lograron llevar, dentro de su materia, el seguimiento y la tranquilidad a la familia.

Ahora noto que todo es muy impersonal en nuestra sociedad y que no logramos integrar a nuestra red de amigos de cabecera que, además de que sean nuestros grandes amigos realmente, contemos con nuestros talentos para apoyarnos mutuamente.

Si te enfermas, recurres al primer médico que te encuentras o al que te recomienda la amiga o un familiar. Si llegas a tener un problema legal o requieres de alguna asesoría jurídica, recurres al primer abogado que te recomiendan o buscas la lista de abogados en México para ver quién te puede asesorar.

Y bueno, ya ni hablar de un sacerdote, ya que eso depende de las creencias religiosas de cada uno.

Las relaciones se han vuelto más impersonales, lamentablemente hablando por un lado. Y la cantidad de opciones con las cuales ahora contamos para resolver algún problema son muchísimas. La oferta es amplia y la demanda crece ante los diversos problemas que nos enfrentamos hoy en día.

Nada que ver con la tranquilidad de un poblado como en el que vivían mis abuelos, comparado con la gran ciudad en donde ahora me encuentro. Sin embargo, estoy decidida a crear mi red de amistades para al menos saber a quién preguntar cuando requiera de un profesional.

Ya es tiempo de un reencuentro

Aunque muchas costumbres e ideas han cambiado, México sigue siendo un país de grandes familias, a las que les gusta reunirse. Fiestas como Navidad, Año Nuevo o los días dedicados a los papás y abuelos están entre las ocasiones preferidas para que tíos, primos, cuñados, nietos y hasta bisnietos se reencuentren después de meses o incluso años sin verse. Por supuesto, también se puede contar con los cumpleaños, bodas o graduaciones para saber cómo le va al primo que vive en el extranjero o descubrir que la “sobrinita” ya terminó la secundaria. En fin, pretextos para una reunión familiar no faltan y hasta un encuentro casual con los suegros o cuñados puede terminar en una agradable comida.

Pero también es ciertreunionfamiliaro que las reuniones familiares pueden causar tensión y estrés entre algunos asistentes. El año pasado leí un artículo en el periódico español El País, donde una psicóloga especializada en terapia familiar explica que temas como la situación laboral y económica o la vida amorosa están entre las principales causas de problemas y discusiones familiares durante fiestas como las navideñas. Según la experta, las personas pueden sentir que no están a la altura de las expectativas familiares y se sienten incómodas o irritadas ante las típicas preguntas de “¿Ya estás trabajando?”, “¿El próximo año sí hay boda?” o “¿Los niños para cuándo?”. Las recomendaciones de la terapeuta eran tener prudencia, mostrar interés por los parientes, pero sin agobiar, y dejar que cada quien comparta lo que prefiera de su vida.

Yo no me las doy de experta en relaciones familiares ni mucho menos, pero sí tengo la suerte de contar con una gran familia y en un par de ocasiones he ayudado a mis papás a organizar eventos para reunirla. De hecho, en los próximos días organizaremos una comida para aprovechar los últimos días de las vacaciones de verano y con esa inspiración, escribí este post para compartir algunas estrategias que nos han ayudado a preparar las reuniones. No tienen que ver con las relaciones familiares, como el artículo que mencionaba, sino con aspectos prácticos como la comida, el lugar o la organización de agendas. Dicen que “barriga llena, corazón contento” y si ya tienen cubiertos aspectos como estos, habrá menos razones para estresarse y discutir.

El primer paso es determinar qué tan grande o formal quieren que sea el evento. ¿Asistirá toda la familia, incluso los que viven en otras ciudades o países, o será una pequeña reunión con los que están más cerca? Ya que tengan una estimación de cuánta gente irá, podrán decidir aspectos como la comida o el lugar. A mis papás les encanta cocinar para los familiares y no dudan en hacerlo cuando sólo vienen uno o dos de mis tíos con sus familias. Pero lo piensan cuando se trata de reuniones más grandes, porque no siempre hay tiempo de cocinar mucho. En la comida de final de verano que estamos planeando, contrataremos un servicio de parrilladas para fiestas, porque vendrán todos los hermanos de mis papás, además de mis abuelos e incluso un par de amigos; es decir, mucha gente hambrienta. Hemos revisado ofertas como la de Arrachera House y en general brindan servicios muy completos. Esperemos que funcione bien.

El lugar preferido para este tipo de reuniones suele ser la casa de un familiar; así se conserva el ambiente de calidez y afecto. No falta el que tenga una casa en la que caben todos o que adapte el jardín, la cochera o hasta un pedacito de la calle para recibir a la familia. Pero pueden pensar en otras opciones que sean igualmente divertidas y además le faciliten la vida a quienes viven más lejos. Una idea es hacer un día de campo en un parque céntrico; los niños lo disfrutarán mucho. Si no son tantos asistentes, pueden comer en un restaurante u organizar un paseo; el punto es disfrutar de la compañía en un espacio en el que todos se sientan cómodos.

Si sienten que ya es tiempo de un reencuentro, anímense a organizarlo. Cualquier momento es bueno para estar con los que más queremos.

Un lugar para disfrutar del ocaso

A veces se antoja viajar a lugares en los que la quietud de las calles, la paz de la naturaleza y el rumor del mar sean los principales atractivos. Nuestro país es generoso en cuanto a la oferta de poblados y ciudades con características semejantes; uno de ellos es Tuxpan, en el estado de Veracruz.

ocasotuxpan

Tuxpan es parte de la región conocida como la Huasteca, que comprende los estados de Veracruz, San Luis Potosí e Hidalgo. Los primeros habitantes de la que ahora es una importante ciudad veracruzana fueron los Toltecas, quienes se establecieron en la región hacia el año de 1400 y le dieron el nombre de Tzicoat o Tochpan, que quiere decir “lugar de conejos”. Durante la época colonial, el nombre derivó a Tuxpan y en el poblado se fundó uno de los puertos comerciales más importantes del país. En 1881, Tuxpan adquirió la categoría de ciudad.

Uno de los mayores atractivos de Tuxpan es su playa. Tiene una extensión de 42 kilómetros y sus aguas son poco profundas, por lo que se puede disfrutar del mar y las olas con toda tranquilidad. El malecón, que bordea la costa, es el sitio ideal para gozar de una relajante caminata, ya sea con una compañía especial o a solas, dejándose llevar por los sonidos del mar. El ocaso es uno de los mejores momentos para estar en la playa; el contraste del cielo, bañado por los últimos rayos del sol, con el azul del mar y las aguas cristalinas del río genera un espectáculo impresionante de colores y luces.

Otra de las actividades más agradables, sobre todo para quienes buscan descanso y relajación, es caminar por el centro de la ciudad. Un lugar de visita obligada es la Catedral, vestigio del Tuxpan colonial y salvaguarda de la historia; en su interior se puede admirar el mural “Alegoría de los orígenes y cultura de Tuxpan”, un recorrido visual desde la fundación Tolteca de Tochpan hasta el presente. Las calles y callejones, con sus tiendas de artesanías, cafés y restaurantes, invitan a caminar sin prisas y a detenerse a explorar todo lo que llame la atención. En el centro también se encuentran los principales alojamientos, todos a corta distancia de los mayores atractivos de la ciudad. Hospedándose en un céntrico hotel plaza Tuxpan también es posible trasladarse a ciudades cercanas, como Poza Rica, Tihuatlán o Tamiahua.

Para entrar en contacto con el entorno natural de Tuxpan, nada como un recorrido en lancha por los manglares. En este santuario natural habitan diversas especies de peces, anfibios, crustáceos y aves; sólo ellas, con sus llamados y cantos, rompen de vez en cuando el impresionante silencio que caracteriza a esta zona.

La próxima vez que necesiten unos días de calma y descanso, tomen el rumbo a Veracruz, aseguren su alojamiento con sitios como Cityexpress.com y visiten Tuxpan, el lugar de los bellos atardeceres.

Películas con las que se antoja estrenar auto

En varias etapas de mi vida he deseado tener un automóvil. De niña, cuando veía la facilidad con la que mi papá nos llevaba de un lado a otro en el coche familiar (o al menos a mi me parecía fácil); de adolescente, al ver que mis amigas con carro se quedaban más tiempo en las fiestas e iban a todos los conciertos que quisieran; o la semana pasada, cuando tuve que esperar más de media hora en la oficina, hasta que se calmó la tormenta.

Algunas películas también me han hecho imaginar y anhelar la vida con un vehículo de cuatro o hasta dos ruedas. Ya me veía en largos viajes por carretera, sola con mi auto y mi equipaje, o enganchada en tremendas persecuciones por las ciudades; en el mundo de la imaginación todo se vale, ¿no creen?

Estas son algunas de las películas que por poco me hacen solicitar un crédito automotriz o contratar un servicio de arrendamiento puro.

peliculasautos

Thelma & Louise (1991)

Confieso que este clásico me emocionó hasta las lágrimas. Las historia de las dos amigas (Susan Sarando y Geena Davis) que reparan sus errores, hacen justicia y reinventan sus vidas a bordo de un Thunderbird 66 es una de mis favoritas de todos los tiempos.

Speed (1994)

La vi por Keanu Reeves y terminé encantada con el personaje de Sandra Bullock. Aunque conducir un autobús que estallará en cuanto se detenga no se antoja demasiado, el vertiginoso recorrido es muy emocionante. Y si el premio por tomar riesgos como el del puente es terminar en los brazos del protagonista, bien vale la pena.

Gone in 60 Seconds (2000)

Un ladrón de autos retirado (Nicolas Cage) debe asumir un reto más para salvar la vida de su hermano, robar cincuenta vehículos clásicos en una noche. No es un tema muy complejo, pero la acción está garantizada y los exóticos modelos que son parte del cargamento deleitan a cualquier amante de los autos.

Little Miss Sunshine (2004)

Para reconstruir familias a punto de colapsar, nada como una camioneta VW que apenas marcha. Por lo menos así lo demuestra esta obra maestra de Jonathan Dayton y Valerie Faris. Yo lo pediría con menos complicaciones, pero sí que me encantaría tener la libertad de hacer un viaje como ése con quienes más quiero.

Into the Wild (2007)

Para cerrar con broche de oro, ¿por qué no salir a la aventura en una casa rodante? Tal es el propósito de Chris McCandles (Emile Hirsch), el protagonista de esta historia de auto descubrimiento y supervivencia. Los paisajes, las actuaciones y el magistral soundtrack (que cuenta con la colaboración de Eddie Vedder) son la mejor invitación para dejar todo atrás, tomar el volante y viajar hacia lo desconocido.

 

Si con éstas u otras películas también les dieron ganas de tener vehículo nuevo, el sueño no es tan difícil de cumplir. Además de los créditos, existen opciones como el alquiler a largo plazo. Empresas como Unifin proporcionan servicios de leasing, con los que pueden rentar un auto hasta por 48 meses, disfrutarlo como si fuera suyo y cambiar de modelo al finalizar el contrato. Eso sí, cuiden que sus aventuras sean un poco más moderadas.

Nunca es tarde para ser emprendedor

“Crea fama y échate a dormir”, dice el dicho. Pero algunas celebridades del cine, la música, la televisión o el deporte no desean rendirse al sueño y prefieren invertir parte de sus cuantiosas fortunas en negocios que se relacionan con sus intereses o aficiones. Tal vez no hayan estudiado un MBA en la Universidad de Harvard ni supieran de inicio lo que es un sistema de contabilidad, pero con sus recursos e iniciativa lograron sacar propuestas muy interesantes e incluso tan exitosas como sus carreras.

 

Sting

El exlíder de Police, que luego tuvo una próspera carrera en solitario, es un apasionado de la historia y la música antigua. Esto lo llevó a interesarse en una villa de la Toscana, fundada en el siglo XVI, y a invertir en sus viñedos. En 2009, el cantante lanzó su primera producción de vino. Aunque el negocio no le ha resultado tan fructífero como los conciertos y las ventas de discos, es un lujo que el músico se puede permitir.

sting_vino

Dominika Paleta

Pocos saben que esta guapa y talentosa actriz también es licenciada en Historia del Arte, especialista en nutrición, amante de la cocina y entusiasta promotora de la elaboración y el consumo de alimentos orgánicos. Tal diversidad de intereses se conjuga en su línea de productos orgánicos gourmet, “Amores y sabores”.

dominika_gourmet

 

Kristie Alley

La exitosa actriz de comedia, que saltó a la fama con películas como Look who’s talking, enfrentó problemas de sobrepeso que comprometieron tanto su salud como su carrera en Hollywood. Pero con esfuerzo y constancia no sólo recuperó su figura, sino que lanzó una marca de alimentos dietéticos.

kirstie_dieteticos

 

Gael García y Diego Luna

Estos jóvenes actores, productores y directores encontraron todo en el cine. Al ser ésta su pasión, profesión y vocación, no dudaron en invertir en el séptimo arte. Su empresa productora, Canana, promueve la realización de películas y series de televisión mexicanas y latinoamericanas. Este proyecto y el festival de cortometrajes “Ambulante” son otras de las formas en que Gael y Diego contribuyen a la industria que les abrió las puertas del éxito.

diegogael_productora

 

Lorena Ochoa

La ganadora de 27 torneos de la Ladies Professional Golf Association y quien hasta hoy se mantiene como la mejor golfista de México también supo hacer de su vocación un negocio. Después de retirarse como competidora profesional, abrió su escuela de golf e invirtió en una empresa relacionada con este deporte. De esta forma, la campeona se mantiene en su ámbito y no descarta la posibilidad de representar a México si el golf se admite como deporte olímpico.

lorenaochoa_escuela

 

Como ven, la vida puede dar más de una oportunidad para desarrollar una carrera. Si ustedes han sentido el llamado del mundo empresarial, dense la oportunidad de hacer realidad su proyecto. No necesitan tener las fortunas de nuestras celebridades, porque con servicios con los de Fisco Clic, ahorrarán mucho en los gastos de contabilidad y facturación.

Cinco actividades anti-estrés

El escritor español Gregorio Marañón dijo que en el siglo XX acabaríamos con las enfermedades, pero nos matarían las prisas. Si eso era válido en su tiempo, en nuestra época estamos muy cerca de cumplir con la predicción. Yo misma pude comprobarlo esta mañana, cuando iba tan preocupada por no llegar tarde a mi trabajo que no me di cuenta del cambio en el semáforo y casi termino bajo las llantas de un camión. No exagero; de no ser por una señora que me jaló del brazo, seguramente no estaría escribiendo a estas horas.

La prisa, el estrés y los nervios se han convertido en parte habitual de nuestras vidas. Incluso llegamos a ver estas conductas como signos de tenacidad, perseverancia o esfuerzo; quien se atreve a caminar tranquilamente a la oficina, a descansar todo el fin de semana o a dormir cerca de ocho horas es tomado por un flojo que no se interesa en su trabajo y probablemente no llegará muy lejos.

Pero aunque cierta dosis de estrés resulta necesaria para estar alerta y encontrar soluciones a los problemas cotidianos (por lo menos así lo explican los psicólogos y especialistas), vivir en un estado de tensión permanente no deja nada bueno. Accidentes como el que estuve a punto de tener esta mañana son prueba de ello; también lo son algunas enfermedades, como la psoriasis, la hipertensión o el vitiligo, que si bien tienen componentes genéticos, también se ha demostrado que llegan a detonarse o a empeorar por culpa del estrés.

Lo anterior no es novedad y ustedes ya habrán leído acerca de estos y otros peligros del estrés, pero nunca somos totalmente conscientes de ellos hasta que estamos a punto de que nos lleven las prisas. Como no quiero volver a pasar por algo como lo de hoy en la mañana, ni requerir tratamiento para psoriasis, hipertensión o cualquier otra enfermedad relacionada con el estrés, me puse a pensar en algunas de las actividades que más me relajan y que podrán ayudarme a vivir con menos prisas. Se las comparto, por si les resultan de ayuda, y también los invito a que aporten sus recomendaciones.

paseorelajante

1. Dar un paseo tranquilo

No hace falta que dure horas ni que nos lleve hasta el otro lado de la ciudad. Una caminata de cinco o diez minutos por las calles cercanas a la oficina o a la casa es ideal para liberar tensiones y hacer un poco de ejercicio. Eso sí, pongan mucha atención a los semáforos.

2. Leer

Nada como perderse en las páginas de un buen libro para olvidar todos los problemas que nos rodean, aunque sea por unos instantes. Ya sea en el metro, a la hora de la comida o antes de dormir, tratemos de encontrar un momento para la lectura.

3. Conversar

Con los amigos, la familia o los compañeros de trabajo. La conversación puede tener un gran efecto terapéutico aunque ni siquiera comentemos nuestros problemas. El solo hecho de hacer una pausa en nuestras actividades y platicar acerca de cualquier asunto sirve para olvidar las tensiones y retomar el trabajo con nuevas energías.

4. Practicar algún deporte

Eso de las endorfinas y el ejercicio es muy cierto. Cuando salgo a correr o puedo ir al gimnasio comienzo el día mucho más entusiasmada y tranquila, y puedo mantenerme así, aunque no falten los problemas y sobresaltos. Es cierto que se debe renunciar a unos minutos de sueño o a otras actividades, pero bien vale la pena el sacrificio.

5. Escribir

Hay cosas que nos agobian, pero no nos atrevemos a platicarlas ni con nuestros mejores amigos. O a veces ni siquiera sabemos qué nos preocupa, porque no encontramos tiempo para reflexionar. La escritura es una práctica ideal para sacar eso que no queremos confiarle a nadie y también para conocernos mejor. No importa si es en un diario que nunca verá la luz o en un blog como éste, que puede leer todo el mundo, ustedes anímense a soltar la pluma y tal vez hasta encuentren una nueva vocación.

In Memoriam

Jamás olvidaré la primera vez que hice un viaje para ver a una de mis cantantes favoritas. ¡Fue toda una aventura! Era el año 2007 y miles de fans en México estábamos que no cabíamos de gusto, porque al fin veríamos a Björk. Pero había un pequeño problema, por lo menos para mi, que no tenía mucho dinero, no sabía manejar y ni siquiera había cumplido los dieciocho; el concierto sería en la Barranca de Huentitán, en Guadalajara, así que debía superar dos retos, primero, que mis papás me dejaran ir y segundo, arreglármelas para llegar hasta allá.

Lo primero se resolvió después de una que otra discusión y gracias al auxilio de mi hermana mayor, quien aceptó ir conmigo. Lo segundo fue lo verdaderamente complicado y, por tanto, lo más emocionante. Para empezar, confundí el nombre del lugar donde sería el concierto. La Barranca de Huentitán está en el municipio de Zapotlanejo, pero al planear el viaje con mi hermana le dije “Zapopan”. La pobre pasó un par de días buscando un lugar en la ciudad equivocada y tratando de reservar hoteles en Zapopan Jalisco, cuando en realidad no teníamos nada que hacer ahí. La infructuosa búsqueda me hizo revisar la información de nuevo y entonces me di cuenta del error; teníamos que haber buscado la ruta hacia Zapotlanejo.

Por suerte, resultó que el lugar está a sólo media hora de Guadalajara. Así que ya con las ideas más claras, las habitaciones reservadas en el lugar correcto y el coche listo, emprendimos el viaje. Los organizadores del evento, que no era sólo un concierto, sino un festival de música, pensaron en los fans tan despistados como yo y colocaron indicaciones desde el centro del municipio para llegar a la dichosa Barranca. Fue más de media hora de recorrido por un camino de terracería, en compañía de muchos otros autos y camiones. Cuando al fin llegamos y logramos estacionarnos, descubrimos que aún nos faltaba una pequeña caminata para llegar al lugar.

El “foro” estaba en una auténtica barranca; un terreno árido, rodeado por algunos árboles y un pequeño escenario montado al fondo. Quizás no eran las condiciones ideales para un concierto, pero ya estábamos ahí. Recuerdo que llegamos cansadas, con sed y hambre; pero ni eso, ni el polvo que nos llegó hasta los pulmones, o el intenso frío que hizo después (era diciembre), me quitó la emoción de escuchar muchas de mis canciones favoritas en vivo. Y, por supuesto, a pesar de los despistes, el agotamiento y alguna que otra falla en el sonido, de ese día no tengo más que buenos recuerdos.

Ahora que comienza una buena temporada de conciertos en México, me dio por recordar esta experiencia y también esos festivales que resultaron sorprendentes, pero que por alguna razón no se repitieron o han tenido dificultades para celebrarse nuevamente. Para que no se olvide su existencia, hago una breve mención de esos que alguna vez fueron grandes acontecimientos para quienes gozamos con la música.

festivalavandaro

Festival Rock y Ruedas de Avándaro

Recordado por muchos como el “Woodstock Mexicano”, este festival fue un acontecimiento histórico para el rock mexicano, pues fue el primer evento de su categoría en nuestro país. Se llevó a cabo los días 11 y 12 de septiembre de 1971.

Hell & Heaven Fest

Este festival dedicado a los metaleros tuvo su primera edición en 2010, en la ciudad de Guadalajara. Luego se trató de llevar a otras sedes, como la Ciudad de México, pero diversos problemas hicieron que se cancelara en 2012 y que se cambiara de foro en 2014. Esperemos que este año tenga mejor suerte.

Sonofilia

El festival que inspiró este post fue una iniciativa de dos empresas tapatías. Además de Björk, el evento presentó a artistas como Ratatat o Claude von Stroke. Se llevó a cabo el 8 de diciembre de 2007. Aunque fue un éxito, algunos problemas de organización impidieron que se hiciera la segunda edición y hasta el momento no se sabe de nuevas propuestas.

Mexico Music Festival

La que sería la versión nacional del Amsterdam Music Festival ni siquiera logró ver la luz. Se había programado para mayo, pero súbitamente fue cancelado. Los organizadores intentan que se lleve a cabo para 2016. Crucemos los dedos para que así sea.

Hay para todos

Admito que a veces me desespera, me hace enojar y provoca que me den ganas de salir corriendo. Pero una vez pasada la crisis, conforme se me olvidan las inundaciones, el tráfico o la manifestación que me hizo llegar tarde, me doy cuenta de que también la quiero mucho. Me refiero a mi ciudad; sí, la quiero y me siento afortunada por vivir en ella. El que sea una de las capitales más grandes y pobladas del mundo hace que cualquier cambio en el clima o el menor incidente de tránsito provoquen un caos total; pero también es gracias a esa magnitud que nunca faltan lugares por visitar o cosas qué hacer en mi Distrito Federal.

Los amantes de la música no me dejarán mentir, pues si algo prolifera en esta ciudad, además de los embotellamientos, son las ofertas de conciertos. Es normal que así sea, pues aquí hay recintos de nivel internacional, equipados para presentar todo tipo de espectáculos; baste mencionar el Foro Sol, la Arena Ciudad de México o el Auditorio Nacional. Conciertos no faltan, lo que a veces no hay es tiempo para ir a todos los que quisiéramos. Este verano tendremos aún más problemas para decidir, porque la cartelera es particularmente rica y variada. Grupos y artistas nacionales e internacionales; rock, música folklórica u opera; nuevas propuestas y clásicos; en fin, hay para todos los gustos.

Como sería muy largo mencionar todos los conciertos del verano, les preparé una selección de los eventos que me parecieron más interesantes, por la originalidad de su propuesta y porque se dirigen a distintos públicos. Tomen nota del que más les guste y busquen sus boletos.

hayparatodos

Radio Guaripolo

Más que concierto, este es un espectáculo teatral y musical. Su contenido es tan variado como las edades y los gustos del público al que atrae. “Radio Guaripolo” es una sección del programa chileno 31 Minutos. Para quienes no lo conozcan, se trata de un noticiero infantil, conducido por muñecos; tiene distintas secciones, entre las que se incluyen números musicales. De manera sorprendente, 31 Minutos ha conquistado a público de todas las edades y en México tiene tantos fans, que ya es la segunda vez que se presenta el espectáculo. En esta ocasión, la cita es el 11 de julio, en el Teatro Metropólitan.

Los grandes del rock & roll

No digan que durante el verano sólo hay eventos para niños. Quienes recuerdan con nostalgia la época de las chamarras de cuero y las crinolinas podrán revivir la música de aquellos días, en compañía de “Los grandes del rock & roll”. Enrique Guzmán, Angélica María, César Costa y Alberto Vázquez se reunirán para interpretar sus grandes éxitos en el Auditorio Nacional. Una buena opción para compartir con los papás, el 23 o el 24 de julio.

Temporada de verano de la Orquesta Sinfónica de Minería

Los amantes de la música clásica tienen una cita cada año en la Sala Nezahualcóyotl del Centro Cultural Universitario. La temporada de verano de la Orquesta Sinfónica de Minería inició el 3 de julio y terminará el 30 de agosto. Las obras de Bach, Piazolla, Nielsen o Holst, interpretadas magistralmente por estos excelentes músicos, harán las delicias de los más exigentes melómanos. Las funciones son los viernes, sábados y domingos. Los estudiantes, maestros y trabajadores de la UNAM, así como los jubilados del IMSS y el ISSSTE tienen 50% de descuento.

Belle & Sebastian

No podía dejar sin opciones a quienes, como yo, son fans del indie rock. Después de su exitosa presentación en el Corona Capital 2014, los escoceses de Belle & Sebastian regresan a México en agosto y tendrán el escenario sólo para ellos. El concierto será el día 26 , en el Pepsi Center.

El atractivo está en la diferencia

La moda, los espectáculos y hasta los círculos familiares imponen tendencias que nos conducen a la uniformidad. Nos adherimos a un estilo de vestir o de arreglarnos el cabello, a la práctica de ciertos deportes o al seguimiento de dietas, no tanto por estar convencidos de sus beneficios o porque nos gusten, sino porque eso es “lo que se lleva”, lo que hacen las personas a nuestro alrededor. Todo lo que salga de dichos esquemas se considera diferente, raro, incluso anormal.

Con frecuencia criticamos al cine y la televisión o al mundo de la moda por promover este tipo de conductas y especialmente por imponer un estándar de belleza que no es muy asequible para la mayoría de los hombres y mujeres. Elevada estatura, delgadez extrema y piel clara y perfecta parecen ser los requisitos indispensables para ser modelo o figura del espectáculo y el mensaje que captamos a partir de ello es que si no tenemos características semejantes, no podremos lucir ni remotamente bien.

Pero desde hace algunos años han surgido campañas publicitarias, proyectos artísticos y movimientos iniciados por figuras públicas que tratan de rescatar la individualidad y mostrar que son las diferencias, y hasta las excentricidades, lo que hace a cada persona única y atractiva.

Estas son algunas personas que han conquistado fama, celebridad y éxito profesional por apartarse de los estándares de belleza y normalidad y por enorgullecerse de sus diferencias.

Chantelle Winnie

Esta modelo de origen canadiense es la estrella de la marca española Desigual, una firma de ropa y accesorios que hace honor a su nombre, por el colorido y la irregularidad de sus diseños. Desde niña, Chantelle padece una enfermedad que altera la pigmentación de la piel y aunque más de una vez se sometió a un tratamiento para vitiligo, el problema no pudo revertirse. Pero la joven, que actualmente tiene 20 años, prefirió ignorar las bromas y el rechazo y concentrarse en su pasión por la moda. Hoy es una de las modelos más cotizadas y una inspiración para quienes han enfrentado problemas por su apariencia.

chantellewinnie

Lena Dunham

Esta joven guionista, escritora y actriz ha demostrado que se puede triunfar en el mundo del espectáculo, sin tener que apegarse a un determinado estándar de belleza. Dunham apuesta por su talento y simpatía y no se preocupa demasiado porque sus curvas puedan ser más pronunciadas de lo normal. Con sus extravagantes tatuajes y sus controvertidos atuendos, que no dejan demasiado a la imaginación, la protagonista de Girls prueba que la confianza en las propias cualidades puede más que una muy estilizada figura.

lenadunham

Conchita Wurst

Este personaje, que triunfó en el concurso Eurovisión 2014, es una creación del cantante austriaco Thomas Neuwirth. El artista sostiene que participó en el certamen tras el avatar de Conchita, a quien él mismo define como una “mujer barbuda”, para promover la tolerancia y la aceptación entre las personas. Pese a las críticas y polémicas que desató, el personaje de Neuwith conquistó a la prensa y el público europeos.

conchitawurst

Personalidades como éstas dan mucho de qué hablar e incluso han despertado críticas y cuestionamientos en torno a su autenticidad. Pero también han transmitido a muchos el mensaje de que más allá de las dietas, las cirugías o la fototerapia, la mejor estrategia para resultar atractivo es mostrarse tal y como se quiere ser.

Algo más que una tendencia veraniega

Entre los accesorios que buscamos con ímpetu cuando los días tienen más horas de luz, están los lentes oscuros. Comenzamos a extrañarlos cuando se nos antoja salir por un café a media mañana y nos resultan imprescindibles cuando nos toca manejar por la tarde o si vamos a la playa.

Cada verano, la moda nos atrae con nuevos modelos de gafas y las celebridades que se dejan ver en los estrenos de películas o en algunos destinos turísticos lucen las últimas tendencias en lo que a lentes de sol se refiere. Incluso hay figuras del cine y el espectáculo que han adoptado estos instrumentos para ocultar la mirada como un elemento esencial de su imagen. Bono, vocalista de U2, Ringo Star o Yoko Ono son famosos a los que ya no podemos imaginar sin sus lentes.

lentesoscuros

Pero las gafas de sol son más que un complemento de nuestro atuendo y su empleo no debería responder sólo a las tendencias del verano. Debido al daño que ha sufrido la capa de ozono, los rayos ultravioleta son más intensos durante el día y esto hace que los lentes de sol sean un accesorio indispensable para proteger la vista y evitar enfermedades que pueden terminar en una cirugía de cataratas láser, por mencionar un ejemplo.

Especialistas en oftalmología, como los de Sala Uno, señalan que aun en días nublados o en invierno debemos usar lentes oscuros en el exterior, porque los rayos UV llegan a la Tierra aunque la luz solar no sea intensa. También comentan que para elegir el material, el modelo y el color de las gafas oscuras no sólo hay que tener en cuenta las tendencias de la moda, sino el tipo de protección que requerimos, según nuestras actividades y condiciones de salud.

Hay características básicas que cualquier lente de sol debe tener para que garantice la protección más elemental. Entre ellas están la mica anti-reflejante y el filtro contra los rayos UVA y UVB. Pero otros detalles, como el color de la mica, también determinan el tipo de protección que recibimos y es importante considerarlos a la hora de adquirir unas nuevas gafas; así no sólo tendremos un accesorio, sino un recurso para cuidar nuestra vista.

Estos son los distintos colores que se pueden dar a las micas de los lentes oscuros. Cada uno tiene cualidades distintas, que lo hacen más adecuado para ciertas actividades y necesidades.

Verde. Reduce la intensidad de la luz sin alterar los colores. Se recomienda para las personas con hipermetropía y para quienes practican deportes como la navegación, el surf o el esquí acuático.

Marrón. Intensifica el contraste y aumenta la profundidad de campo. Es ideal para las personas con miopía y para quienes practican deportes al aire libre.

Gris. Transmite la luz de manera uniforme y sin alterar los colores naturales, por ello es la mejor opción para los conductores.

Amarillo. Permite apreciar mejor el contraste en los días nublados o con niebla. No se recomienda en días soleados, porque afecta la percepción de ciertos colores, como el ámbar de los semáforos.

Naranja. Intensifica los contrastes, por lo que resulta ideal para conducir en lugares con mucha niebla. Incluso ayuda para conducir de noche, pues evita los deslumbramientos causados por las luces artificiales. Sin embargo, no es adecuado para los días soleados.

La moda y el cuidado de la salud no están peleados y con la infinidad de modelos disponibles en el mercado, seguro encontrarán unos lentes que se adapten a su estilo y les den la protección adecuada. Lo importante es recordar que contemplar el mundo a través de unas gafas oscuras es mucho más que una moda.